Fabricación especial
La instalación sincrotón única en Europa permite un estudio exacto del interior de la materia y puede utilizarse en diversos experimentos. El supermicroscopio se emplea sobre todo en el ámbito de la biología, la química y también la física. Con ayuda de la técnica de láminas de contacto es posible eliminar las corrientes existentes a causa de la radiofrecuencia, que pondrían en peligro la existencia de un vacío perfecto.